Asia

Discusión Banca Verde en China: Tendencias Emergentes. Con el Foco en el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC)

CPI Discussion Brief August 2020

(Climate Policy Initiative)

[Autores: June Choi, Donovan Escalante y Mathias Lund Larsen, IIGF]

(Traducción libre realizada por la Iniciativa para las Inversiones Sustentables China-América Latina, IISCAL)

RESUMEN EJECUTIVO

Este informe proporciona una descripción general del desarrollo de las prácticas de la banca verde en China, identificando las principales políticas y prácticas, el desempeño hasta la fecha, así como las barreras para su ampliación. También explora las prácticas bancarias verdes dentro de uno de los bancos más grandes de China, el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC, por sus siglas en inglés), que proporciona ejemplos prácticos de desarrollo y gestión de prácticas bancarias ecológicas. A través de este trabajo, los formuladores de políticas pueden comprender mejor los éxitos de la banca verde hasta la fecha y qué barreras deben abordarse para poder ampliar aún más la banca verde en China.

La reforma financiera verde es especialmente importante considerando la escala de los bancos chinos. Los cuatro bancos comerciales estatales más grandes de China, los “Cuatro Grandes”, son también los bancos más grandes del mundo, sus activos totales combinados suman los 103,6 billones de RMB (14,8 billones de USD).[1] Considerando que China es la mayor fuente de emisiones de CO2 a nivel mundial, mismas que representan casi una tercera parte del total mundial, y que se necesitarán hasta 95,45 billones de RMB (14 billones de USD) durante la próxima década para apoyar la transición verde de China, acelerar las prácticas verdes dentro del ecosistema bancario de China es esencial para cumplir los objetivos de descarbonización.[2]

El impacto del sistema bancario de China trasciende sus fronteras nacionales. Entre 2016-2019, los Cuatro Grandes contribuyeron con USD 240 mil millones a la industria de los combustibles fósiles.[3] El 44% de esta contribución, o USD 106 mil millones, se destinaron a la minería del carbón la energía que produce, lo que convirtió a los Cuatro Grandes en los cuatro principales financiadores de carbón a nivel mundial.[4]  Se espera que China también financie más de 1 billón de dólares en infraestructura en el extranjero durante los próximos diez años a través de su iniciativa de la Franja y la Ruta.

Este informe también ofrece un primer vistazo al desempeño de las carteras de crédito verde de los principales bancos de China. Hasta la fecha, nuestro análisis indica que las carteras verdes se desempeñan mejor que un indicador de las carteras tradicionales en términos de préstamos morosos.

Aunque es solo un indicador, sugiere que la expansión de la banca verde en China podría mejorar la gestión de riesgos. En conjunto, los resultados de este informe muestran que ahora se ha establecido una base sólida para la banca verde. Aunque el impacto de la banca verde ha sido relativamente pequeño hasta la fecha, existe un potencial significativo de crecimiento, lo que tendría impactos importantes en la disponibilidad de financiamiento para infraestructura sostenible en todo el mundo.

DESARROLLO DE LA FINANCIACIÓN VERDE EN CHINA

Las finanzas verdes se han desarrollado rápidamente en China en los últimos años. Al igual que otros elementos de la formulación de políticas chinas, el desarrollo ha sido vertical, con directivas de alto nivel que guían el desarrollo del mercado. Una vez que hubo aceptación política de alto nivel, la respuesta del mercado fue rápida.

Después del lanzamiento de las Directrices para el establecimiento del sistema financiero verde en 2016, las políticas de crédito verde proliferaron en varios ministerios e instancias de regulación, incluidos los incentivos financieros directos proporcionados a los bancos que expandieron sus carteras de crédito verde.

Por ejemplo, el Banco Popular de China (PBoC, por sus siglas en inglés) creó incentivos ecológicos, de dos maneras, en el marco de su política de nuevos préstamos. Los préstamos verdes ahora se aceptan como parte de la facilidad de préstamo permanente (SLF, por sus siglas en inglés), y los bonos verdes con calificación AA se aceptan como garantía en su facilidad de préstamo a mediano plazo (MLF, por sus siglas en inglés), los cuales brindan beneficios favorables en cuanto a la capitalización y tasa de interés. Además, la evaluación del desempeño verde de los bancos ahora se incluye en el marco de la evaluación macroprudencial (MPA, por sus siglas en inglés) del PBoC, lo cual brinda a los bancos un incentivo adicional para elaborar y reportar sobre sus carteras verdes.

Estos cambios también ampliaron la gama de instrumentos verdes utilizados por los bancos chinos, mostrando una creciente diversidad en herramientas especializadas, métodos de garantía, valores respaldados por activos y líneas de crédito ecológicas internacionales, como se muestra en la Figura 1 a continuación. Los instrumentos más importantes son los préstamos verdes y los bonos verdes, pero el mercado es más amplio e incluye mecanismos de cooperación financiera verde internacional.

Instrumentos especializados  Financiarización de derechos ambientalesLíneas de crédito internacional verde
Créditos para energía solarCréditos ambientalesPrograma de energía eficiente BM y GFC  
Créditos para la eficiencia energéticaDerechos de emisiónPrograma de construcción  verde del BAD
Créditos para la gestión de residuosActivos de carbonoPrograma de energía y eficiencia china de la CFI
Préstamos para la repoblación forestal Programa de renovables y eficiencia de la AFD
Bonos verdes, valores respaldados por activos Programa verde del KFW
Figura ES1: Descripción general de los diferentes tipos y ejemplos de herramientas de crédito verde.

ESTADISTICAS CLAVE

El saldo total de los préstamos verdes está creciendo como porcentaje del saldo crediticio total, pasando del 8,8% en 2013 al 10,4% a finales de 2019, para alcanzar un total acumulado de más de 10,6 billones de RMB (1,5 billones de USD). La gran mayoría se destinó al transporte limpio y la energía limpia, los cuales representaron el 45% y el 24% de las finanzas verdes en 2019, respectivamente.

Los préstamos verdes en China han obtenido mejores resultados que los préstamos convencionales.

Como se muestra en la Figura 2 a continuación, a finales de 2018, el tasa de morosidad (NPL, por sus siglas en inglés) para préstamos verdes se situó en el 0,42%, mientras que la tasa general de préstamos en mora se situó en el 1,83%. Esto es significativo, ya que indica que los préstamos verdes son menos riesgosos y dicha evidencia puede usarse para justificar la inclusión de factores verdes para la gobernanza del sistema financiero por parte de los entes reguladores. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que otros factores además del “verde” también pueden estar influyendo en la tendencia, como el hecho de que muchos préstamos verdes son para proyectos de infraestructura, que ya se consideran una clase de activos relativamente estable.

Figura ES2: Proporciones de préstamos morosos de préstamos verdes y no verdes.[5]

IMPACTOS EN EL SISTEMA FINANCIERO

El desarrollo de bonos verdes y crédito verde está comenzando a cambiar el comportamiento crediticio y la capitalización de los bancos chinos. Debido a la presión normativa para aumentar el financiamiento para actividades verdes y la creciente comprensión de los riesgos financieros de las carteras con alto contenido de carbono, los bancos están integrando criterios verdes en sus decisiones sobre el otorgamiento de préstamos y análisis de riesgo crediticio. Además, la disminución del tamaño de los depósitos de los clientes en China ha llevado a los bancos a depender cada vez más de los mercados de capitales, recaudando capital mediante la emisión de bonos en los mercados interbancarios internacionales y chinos y cotizando en los mercados de valores.

La eliminación del requisito de la relación préstamo-depósito (LDR, por sus siglas en inglés) del 75% por parte del PBoC en 2015 allanó el camino para que los bancos emitieran más bonos, lo que condujo a un claro aumento de los LDR en todo el sector bancario.[6] El LDR promedio de los principales bancos alcanzó el 82% en 2018.[7] Sin embargo, esto agrega presión sobre los bancos, ya que los costos de financiamiento de los depósitos son aproximadamente del 1%, en comparación con la emisión de bonos al 2,5% y al 3%, en los mercados de capital interbancario nacional e internacional, respectivamente.

Los principales prestamistas verdes, proporcionalmente, son los bancos comerciales de propiedad estatal, como el Banco de China, el Banco de Construcción de China y el Banco Agrícola de China. Dos de los 21 principales bancos de China se están convirtiendo en bancos especializados en finanzas verdes, a saber, el Industrial Bank y el Shanghai Pudong Development Bank. Ambos estuvieron entre los primeros emisores de bonos verdes de China y tienen algunas de las proporciones de préstamos verdes más altas.

También existe un potencial significativo para que los tres bancos de políticas de China, el Banco de Desarrollo de China (BDC), el Banco de Exportación e Importación de China (EXIM Bank) y el Banco de Desarrollo Agrícola de China (BDAC), asuman un papel más importante en las finanzas verdes. Dado su tamaño, por ejemplo, los 2,4 billones de dólares en activos del BDC  en comparación con los USD 600 mil millones del Banco Mundial, son lo suficientemente grandes como para tener un impacto sustancial en los mercados de crédito verde. Sin embargo, actualmente estos tres bancos se encuentran entre los más bajos en puntajes de crédito verde.

TENDENCIAS Y BARRERAS

Todos los indicios sugieren que continuarán las tendencias positivas de las finanzas verdes en China. Fundamentalmente, la dirección política general de las finanzas verdes es favorable y cuenta con el apoyo tanto del Consejo de Estado de China como del Partido Comunista.

A pesar de las recientes presiones sobre el sistema financiero chino, como una menor tasa de crecimiento del PIB, una disputa comercial con EE. UU. y la presión para el desapalancamiento, las finanzas verdes continúan expandiéndose.

Sin embargo, existen importantes barreras y limitaciones para un mayor crecimiento.

Estas incluyen:

Gobernanza

  • Insuficiente modelación y gestión de riesgos. Dado que el sistema bancario chino aún no tiene un mecanismo de responsabilidad claro para accidentes y responsabilidades ambientales, los bancos aún no incluyen tales consideraciones. Además, la mayoría de los bancos no están realizando pruebas de estrés ambiental de manera integral.

Política

  • Debilidad de los incentivos financieros directos actuales. A pesar del carácter innovador de los enfoques actuales, los incentivos financieros que revisamos no son lo suficientemente fuertes como para enviar una señal clara a los bancos.
  • Presión de desapalancamiento. Actualmente, las empresas chinas se encuentran bajo presión normativa para desapalancarse, lo que dificulta que los bancos aumenten simultáneamente el uso de herramientas crediticias que podrían impulsar transiciones ecológicas.
  • Muy pocos factores de penalización por altas emisiones. Dado que la reducción de la rentabilidad de los proyectos con altas emisiones, o “sucios,” aumenta directamente la rentabilidad de los proyectos verdes, en comparación, los factores de penalización de altas emisiones son actualmente demasiado limitados para incentivar el crédito verde.

Ambiente económico

  • Percepción de compensaciones entre invertir en lo verde y obtener ganancias. Dado que los proyectos ecológicos a menudo tienen altos costos de inversión, ciclos largos y tasas de interés bajas, los bancos perciben que pueden obtener mayores ganancias a corto plazo de los sectores tradicionales de la economía, aunque el análisis demuestra que esos sectores tradicionales albergan un riesgo creciente y una disminución general de ganancias.

Abordar estos problemas a corto plazo impulsaría la próxima fase de transformación verde del sistema financiero de China.

ENFOQUE EN EL BANCO INDUSTRIAL Y COMERCIAL DE CHINA (ICBC)

El ICBC es un importante contribuyente de financiamiento verde en China. En 2019, su cartera de préstamos verdes tenía un valor estimado de USD 199 mil millones, alcanzando el 8% de su cartera total. El ICBC también es un emisor y asegurador líder de bonos verdes, recaudando USD 9,800 millones en cinco emisiones extranjeras desde 2017. La mayoría de las ganancias de los bonos verdes del ICBC se destinaron a proyectos de la Franja y la Ruta, atrayendo con éxito a una base diversa de inversores extranjeros. El banco también participa activamente en iniciativas de finanzas verdes nacionales e internacionales, trabajando en estrecha colaboración con el Comité de Finanzas Verdes de China y el PNUMA para promover la agenda de las finanzas verdes a nivel mundial.

El impacto ambiental logrado por la cartera de crédito verde del ICBC se mide a través de una variedad de indicadores según lo recomendado por la comisión reguladora bancaria de China.[8] En 2018, Las reducciones de emisiones, auto-reportadas, logradas a través de su cartera fueron de casi 90 millones de toneladas de CO2.[9]

El impacto de las actividades de financiamiento verde en la hoja de balance del ICBC ha sido pequeño considerando su tamaño relativo, pero en constante crecimiento. Dada la participación temprana de ICBC en las prácticas de préstamos verdes, su saldo de crédito verde ha alcanzado el 15,8% de su saldo de préstamos corporativos, o el 8,5% de su saldo total de préstamos. Esto representa el 13% del saldo total del crédito verde en China, 10,6 billones de RMB, a finales de 2019. En cuanto a las emisiones de bonos verdes, que se mantienen solo en las emisiones extraterritoriales del ICBC, representan el 6,5% de la deuda total.

CONCLUSIONES

Los bancos chinos tienen un enorme potencial para contribuir a la descarbonización nacional y mundial. Los cuatro grandes bancos estatales de China son también los cuatro bancos más grandes del mundo, y representan activos combinados de 14,8 billones de dólares estadounidenses, más que los activos combinados de los 11 bancos más grandes de EE. UU. Al mismo tiempo, los Cuatro Grandes son algunos de los mayores contribuyentes del financiamiento de combustibles tanto fósiles como verdes en el mundo. Una transición verde para los bancos chinos tendría enormes consecuencias.

Los legisladores en China están a la vanguardia de la innovación en políticas bancarias verdes. Después del lanzamiento de las Directrices para el establecimiento de un sistema financiero verde en 2016, la innovación se expandió rápidamente, pero hay potencial para más. Los indicadores de desempeño positivos resumidos en este informe sugieren que acelerar la banca verde podría cumplir el doble propósito de abordar los objetivos climáticos y mitigar algunas de las presiones económicas esperadas a corto plazo sobre la economía china.

El estudio de caso del ICBC muestra cómo algunas instituciones financieras en China han adoptado las finanzas verdes, tanto en respuesta a presiones normativas como para buscar nuevas oportunidades financieras. El tamaño general del negocio de finanzas verdes de los bancos es todavía pequeño, pero se espera que continúe creciendo. Con el apoyo de una reforma política continua, los bancos que adopten la tendencia creciente de las finanzas verdes en China serán recompensados con una nueva base de clientes, nuevas fuentes de capital, beneficios potenciales en términos de reducción de riesgos de préstamos no productivos y los incentivos monetarios proporcionados por el PBoC. Esperamos que estos factores sigan impulsando el crecimiento del sector.

El punto de inflexión, sin embargo, será cuando el financiamiento verde de los bancos chinos desplace el financiamiento para actividades con altas emisiones, a la vez China se dedica a conseguir su objetivo de construir una civilización ecológica y orienta las prácticas bancarias globales hacia objetivos de emisiones netas cero.


[1] S&P Global (2020)

[2] CCICED (2014)

[3] RAN, et al. (2020)

[4] Ibid.

[5] CBIRC y PBoC (2019)

[6] Helgi Analytics (2019)

[7] Ibid.

[8]PBoC (2018)

[9]      ICBC (2019)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s