Latinoamérica

¿Es un buen contrato para Bolivia?

Gracias al DS 3738 podemos separar la paja del litio y constatar los hechos detrás de las promesas. La asociación estratégica de YLB con la empresa alemana ACI System y su subsidiaria boliviana ACISA:

  1. No asegura la construcción de una planta para producir 300.000 a 400.000 baterías al año. Por el momento sólo está garantizada la construcción de una planta de hidróxido de litio.
  2. Destina el 82,7% de su producción para la exportación y establece que sólo el 17,3% se quedará en Bolivia para la planta de materiales catódicos que aún no está constituida.
  3. Otorga una vigencia de 70 años al contrato, constituyéndose en uno de los más largos en la historia de la explotación e industrialización del litio en Sudamérica.
  4. Otorga a la empresa alemana acceso a precio de costo a toda la salmuera residual, que es más atractiva que la salmuera sin procesar que está bajo la costra salina.
  5. Convierte a YLB en un proveedor de materias primas procesadas (salmueras residuales e incluso carbonato de litio) para la empresa mixta.
  6. Reduce la “inversión alemana” a un crédito de 255 millones de dólares, donde YLB será responsable en un 51% y ACISA en un 49%. Hasta diciembre de 2018 el aporte propio de ACISA fue de sólo 739.396 dólares y hasta fines de 2021 llegaría a los 22 millones de dólares.
  7. Establece que el crédito de 255 millones de dólares será apalancado por la banca privada o pública, títulos valores crediticios y cualquier otro instrumento financiero.
  8. Otorga derechos exclusivos de venta y comercialización dentro de Europa y establece que YLB no puede vender ni comercializar ningún producto de su cadena de producción en Europa, si no es a través de la empresa mixta YLB-ACISA.
  9. Establece que seguirá siendo de su propiedad la tecnología que supuestamente tendría ACISA para obtener hidróxido de litio de alto rendimiento, a partir de la salmuera residual con alto contenido en magnesio.
  10. Determina que la socia mayoritaria (YLB) no podrá adoptar ninguna decisión sustantiva sin la aprobación de la socia minoritaria (ACISA).

En síntesis, gracias al contrato con YLB una pequeña empresa alemana, con poca capacidad de inversión propia, limitada capacidad tecnológica y escasa experiencia en comercialización de litio, obtiene acceso por 70 años a recursos naturales procesados, al monopolio del mercado en Europa y a importantes fuentes de financiamiento y utilidades.

Categorías:Latinoamérica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s