Hannah Ellis-Peterson, The Guardian, 24 de julio de 2018

Cientos de personas están desaparecidas luego de que se rompiera una presa hidroeléctrica en el sur de Laos, informaron las noticias estatales.

Cinco mil millones de metros cúbicos de agua barrieron el campo circundante después del accidente en la presa hidroeléctrica Xepian-Xe Namnoy, que aún está en construcción.

La presa colapsó a las 8 pm del lunes. Las aldeas vecinas de Yai Thae, Hinlad, Mai, Thasengchan, Tha Hin y Samong fueron las más afectadas por las inundaciones, que según los informes han destruido miles de hogares.

Los funcionarios trajeron botes para tratar de evacuar a las víctimas que quedaron varadas por el agua. Las imágenes aéreas de la zona muestran toda la región bajo aguas fangosas, con solo techos y las copas de los árboles visibles.

Se ha confirmado la muerte de varias personas y más de 6.600 quedaron sin hogar, informó la agencia oficial de noticias KPL.

El comunista Laos, uno de los países más pobres y reservados de Asia, no tiene litoral y pretende convertirse en la “batería de Asia” vendiendo electricidad a sus vecinos a través de una serie de represas hidroeléctricas.

La compañía que construyó la presa dijo que las fuertes lluvias y las inundaciones causaron el colapso y que estaba cooperando con el gobierno de Laos para ayudar a rescatar a los aldeanos cerca de la represa.

“Estamos dirigiendo un equipo de emergencia y estamos planificando ayudar a evacuar y rescatar a los residentes en las aldeas cercanas a la represa”, dijo un portavoz de SK Engineering & Construction a Reuters por teléfono.

El primer ministro, Thongloun Sisoulith, hizo un llamamiento a las organizaciones gubernamentales, la policía y las fuerzas armadas para que colaboren en los esfuerzos de ayuda de emergencia en la provincia de Attapeu, en el sudeste del país.

El proyecto de la presa hidroeléctrica, que se estima en un valor de aproximadamente 1.000 millones de dólares , está siendo construido por Xe Pien-Xe Namnoy Power Company y es una empresa conjunta entre varias compañías de Corea del Sur y Laos. La construcción comenzó en 2013 y debió estar terminada a fines de este año, con planes para comenzar a operar en 2019.

El objetivo era hacer de la presa una fuente lucrativa de ingresos para Laos, un país azotado por la pobreza, al exportar el 90% de la energía a la vecina Tailandia.

Los activistas ambientales han expresado reiteradamente su preocupación sobre los planes del gobierno en Laos para construir enormes represas a través del río Mekong y convertir el país en un centro de hidroelectricidad; 11 grandes represas hidroeléctricas en la corriente principal del Mekong, y 120 represas tributarias, están planificadas para los próximos 20 años.

El grupo International Rivers dijo que el accidente expuso “riesgos mayores” asociados con algunos diseños de presas que son “incapaces de hacer frente a las condiciones climáticas extremas”.

“Los fenómenos climáticos impredecibles y extremos son cada vez más frecuentes en Laos y la región debido al cambio climático”, dijo International Rivers a Reuters a través de un correo electrónico.

“Esto también muestra la inadecuación de los sistemas de advertencia para la construcción y las operaciones de la presa”. La advertencia pareció llegar muy tarde y no fue efectiva para garantizar que las personas tuvieran un aviso previo para garantizar su seguridad y la de sus familias “, dijo el grupo.

Reuters contribuyó a este reportaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s