Para entender los titulares de hoy sobre el enfoque de China en cuestiones como el comercio, la política exterior o la censura de Internet, es necesario volver sobre su pasado.

Este país es quizás más consciente de su propia historia que cualquier otra sociedad importante del planeta. Ahora bien, recordar es ciertamente algo parcial: eventos como la Revolución Cultural de Mao todavía son muy difíciles de discutir dentro de China. Pero llama la atención cómo se pueden encontrar muchos ecos del pasado en su presente.

Comercio

China recuerda el momento en que se vio obligada a comerciar contra su voluntad. Hoy se refiere a los esfuerzos occidentales para abrir sus mercados como un recordatorio de ese período desafortunado.

Estados Unidos y China están actualmente en una disputa sobre si la segunda está vendiendo en los Estados Unidos, al tiempo que cierra sus propios mercados a los productos norteamericanos. Sin embargo, la balanza comercial no siempre ha estado a favor de China.

En Beijing, hay un vasto recuerdo del período, hace casi un siglo y medio, cuando China tenía poco control sobre su propio comercio.

Gran Bretaña atacó a China en una serie de Guerras del Opio, comenzando en 1839. En las décadas que siguieron, Gran Bretaña fundó una institución llamada el Servicio de Aduanas Marítimas Imperiales para fijar aranceles a los bienes importados desde China. Si bien era parte del gobierno chino, se trataba una institución muy británica, dirigida no por un mandarín de Beijing, sino por un hombre de Portadown.

Robert hart

Sir Robert Hart fue el inspector general del Servicio Marítimo Imperial de China desde 1863 a 1911.

Sir Robert Hart terminó convirtiéndose en el inspector general de la Aduana de China, que se convirtió en un feudo para los británicos durante el siglo subsecuente. Hart fue honesto y ayudó a generar una gran cantidad de ingresos para China.

Pero los recuerdos de aquella época todavía son desagradables.

La situación fue muy diferente durante la dinastía Ming, a principios del siglo XV, cuando el almirante Zheng llevó siete grandes flotas al sudeste de Asia, Ceilán e incluso la costa del este de África para comerciar y mostrar el poder de China.

Zhen He expoits

Las hazañas de Zheng He se registran en todo el sudeste asiático, como en la pared de este santuario en Penang, Malasia.

Los viajes de Zheng He pretendieron en parte causar una buena impresión. Pocos otros imperios podían jactarse de las flotas masivas que enviaban a través de los océanos, y también era una oportunidad para traer objetos extraños y maravillosos a Beijing, como la primera jirafa de China.

Sin embargo, el comercio también era importante, particularmente en otras partes de Asia. Y Zhen pudo, y lo hizo, luchar cuando quisiera, derrotando al menos a un gobernante de Ceilán. Sin embargo, sus viajes fueron un raro ejemplo de un proyecto marítimo impulsado por el Estado. La mayor parte del comercio exterior de China durante los siglos siguientes ya no fue oficial.

Tensiones con sus vecinos

China siempre se ha preocupado por mantener pacificados a los Estados en sus fronteras. Esa es, en parte, la razón por la que, en la actualidad, trata con tanta cautela al su impredecible vecino en Corea del Norte.

Pero esta no es la primera vez que China tiene problemas con sus vecinos fronterizos.

De hecho, la historia revela que ha tenido peores vecinos que el líder norcoreano Kim Jong-un, quien recientemente realizó una visita sorpresa a Pekín, su primer viaje al extranjero conocido desde que asumió el cargo en 2011.

China NorKore

Los gobiernos chino y norcoreano confirmaron la visita de Kim Jong-un una vez que éste dejó el país.

Durante la dinastía Song en 1127, una mujer llamada Li Qingzhao huyó de su casa en la ciudad de Kaifeng. Conocemos su historia porque ella era una de las mejores poetas de China, y sus obras aún son muy leídas. Se dio a la fuga porque su Estado estaba bajo ataque.

Uno de los pueblos del norte, los Jurchen, irrumpió en China después de un largo período de incómoda alianza con el emperador de la dinastía Song. La élite de la civilización china tuvo que extenderse por todo el país a medida que las ciudades ardían.

Li Qingzhao vio su amada colección de arte repartida entre varias ciudades. El destino de su dinastía fue una lección objetiva sobre que apaciguar a los vecinos puede funcionar solo por un cierto tiempo.

Durante un tiempo, la dinastía Jin gobernó el norte de China, y Song fundó un nuevo reino en el sur. Pero al final, ambas cayeron frente un nuevo conquistador: los mongoles.

Genhis Khan

Fundado por Genghis Khan en el siglo XIII, el imperio mongol se convertiría en el mayor imperio contiguo de la historia.

Las líneas cambiantes en el mapa muestran que la definición territorial de China ha variado en el tiempo. La cultura china está asociada con ciertas ideas como el lenguaje, la historia y los sistemas éticos, como el confucianismo.

Sin embargo, otros pueblos, incluidos los manchúes y los mongoles del norte, han tomado el trono de China en varias ocasiones, gobernando el país haciendo uso de las mismas ideas y principios sobre los que se basaron sus contrapartes étnicas chinas.

Estos vecinos no siempre se quedaron quietos. Pero la mayor parte de las veces adoptaron y ejercitaron los valores chinos con la misma eficacia que aquellos a quienes sustituyeron.

Flujo de Información

Hoy en día, la censura de China sobre el Internet apunta a materiales políticamente sensibles, y aquellos que expresan situaciones políticas concretas consideradas problemáticas por las autoridades pueden ser arrestados o correr una suerte más desafortunada.

La dificultad de decir la verdad sobre el poder ha sido durante mucho tiempo una cuestión problemática. Los historiadores de China a menudo han sentido que tenían que escribir lo que el estado quería, en lugar de lo que creían que era importante.

Pero Sima Qian, a menudo apodado el “gran historiador” de China, eligió un camino diferente.

Sima Qian

A pesar de su desgracia, las obras de Sima Qian han sido extremadamente influyentes.

El autor de una de las obras más importantes que relatan el pasado de China, en el Siglo I a.C., se atrevió a defender a un general que había perdido una batalla. Al hacerlo, fue arrestad por desairar al emperador, y fue sentenciado a la pena de castración. A pesar de esto, dejó un legado que ha moldeado la escritura de la historia de China hasta nuestros días.

Sus registros del Gran Historiador (Shiji) mezclaron diferentes tipos de fuentes, criticaron figuras del pasado histórico y también utilizaron las técnicas de la historia oral para averiguar directamente de los participantes lo que realmente había sucedido.

Todo esto marcó una forma muy nueva de hacer historia, pero sentó un precedente para los escritores posteriores: Si estuvieras dispuesto a arriesgar tu seguridad, podrías escribir la historia “con todo y verrugas”, en lugar de auto-censurarte.

Libertad de culto

La China moderna es mucho más tolerante con la práctica religiosa que en los días de la Revolución Cultural del presidente Mao, dentro de ciertos límites, pero la experiencia pasada muestra que era más cautelosa con los movimientos impulsados por la fe, que pudieran salirse de control y plantear un desafío para el gobierno.

Los registros muestran que la apertura a la religión ha sido durante mucho tiempo parte de la historia de China.

Wu Zetian

Durante su reinado en el siglo VII, la emperatriz Wu Zetian abrazó y promovió el budismo.

En el apogeo de la dinastía Tang, durante el siglo VII, la emperatriz Wu Zetian abrazó el budismo como una forma de rechazar lo que ella debió haber considerado como las normas sofocantes de las tradiciones confucionistas chinas.

Durante la dinastía Ming, el jesuita Matteo Ricci llegó a la corte y fue tratado como un respetado interlocutor, aunque tal vez fue más importante el interés en su conocimiento de la ciencia occidental, que sus intentos débiles de convertir a sus oyentes.

Pero la fe siempre ha sido un asunto peligroso.

A finales del siglo XIX, China se vio convulsionada por una rebelión iniciada por Hong Xiuquan, un hombre que afirmaba ser el hermano menor de Jesús.

La rebelión de Taiping prometió traer un reino de paz celestial a China, pero en realidad llevó a una de las guerras civiles más sangrientas de la historia, matando a unos 20 millones de personas, según algunas versiones.

Al principio, las tropas del gobierno no lograron aplacar a los rebeldes, y tuvieron que permitir que los ejércitos locales se reformaran antes de, finalmente, lograr sofocar a Taiping con gran crueldad en 1864.

Taiping rebellion

La rebelión de Taiping finalmente fue derrotada con la ayuda de las fuerzas británicas y francesas.

El cristianismo estaría en el centro de otro levantamiento algunas décadas más tarde. En 1900, los rebeldes campesinos que se denominados “boxers” aparecieron en el norte de China, pidiendo la muerte de los misioneros y conversos cristianos, calificándolos de traidores a China.

Al principio, la Corte Imperial los respaldó, lo que conllevó a la muerte de muchos cristianos chinos, antes de que el levantamiento fuera finalmente sofocado.

Durante gran parte del siglo siguiente, y hasta el día de hoy, el estado chino ha oscilado entre la tolerancia a la religión y el temor de que ésta pueda poner en peligro al Estado.

Tecnología

En la actualidad, China busca convertirse en un centro mundial de nuevas tecnologías. Empero, hace un siglo tuvo lugar una primera revolución industrial. Y, en ambos casos, el papel de las mujeres fue fundamental.

Hoy en día, China es líder mundial en inteligencia artificial (AI), reconocimiento de voz y big data.

Gran parte de los teléfonos inteligentes de todo el mundo son fabricados con chips de procedencia china. Muchas de las fábricas que los elaboran son atendidas por mujeres jóvenes que a menudo sufren terribles condiciones de trabajo, pero que también están encontrando un lugar en la economía del mercado industrial por primera vez.

Son las herederas de la experiencia de las jóvenes que llegaron hace 100 años a las fábricas que surgieron en Shanghai y del delta del Yangtze. Sólo que éstas no fabricaban chips de computadora, sino hilos de seda y algodón.

women workers

El trabajo era arduo y probablemente la principal causa de enfermedades pulmonares o lesiones físicas, y las condiciones en los dormitorios de las trabajadoras eran espartanas.

No obstante, las mujeres también recordarían el placer de tener sus propios salarios, aunque pequeños, y la posibilidad de visitar una feria o un teatro en las ocasiones en que tenían tiempo libre. Algunos realizaban los recorridos para mirar -no necesariamente comprar-  los nuevos grandes almacenes del centro de Shanghái, uno de los más recientes símbolos de la modernidad, en ese entonces.

Hoy en día, en la ruta Nanjing de la misma ciudad, aún se puede observar a la nueva clase trabajadora y clase media de China disfrutando de una amplia gama de bienes de consumo, como parte de la economía tecnológica contemporánea de China.

¿La perspectiva de futuros historiadores?

Estamos viviendo otra era de significativas transformaciones para China. Los futuros historiadores notarán que un país que era pobre e introspectivo en 1978 se convirtió, en un cuarto de siglo, en la segunda economía más grande del mundo.

También señalarán que China fue el país más importante en hacer retroceder lo que parecía una inevitable ola de democratización global.

Quizás otros factores, como la política de un solo hijo (ahora concluida) y el uso de la vigilancia de la inteligencia artificial, podrán captar la atención de los futuros historiadores. O tal vez será otra cosa, como por ejemplo la relación con el medio ambiente, la exploración espacial o el crecimiento económico, que aún no es tan obvio para nosotros.

Pero una cosa es casi segura: dentro de un siglo, China seguirá siendo un lugar de fascinación para quienes viven allí y quienes viven con ella, y su rica historia continuará informando su dirección presente y futura.

 

Esta nota fue realizada a solicitud de la BBC.

Rana Mitter es profesora de Historia y Política de la China Moderna en la Universidad de Oxford, y es directora del Centro China de la misma.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s